jueves, 13 de marzo de 2014

BOGOTA, SE TE OXIDAN LAS SARTENES



Muchos me preguntan porque he dejado de escribir en el blog, siempre salgo con alguna mentira como que tengo mucho trabajo, viajes, etc.  La verdad es que a Bogotá se le están oxidando las sartenes.

El problema que esta viviendo la capital no es la falta de nuevos conceptos, por lo contrario, la apertura de restaurantes esta inundando el mercado y nadie se preocupa por mantener la calidad de lo que ofrece.  El pecado mas grande que puede cometer un restaurador es LA INCONSISTENIA.

Es completamente aceptable que del 1 al 10 un restaurante sea un 6 en comida, si ese día te provoca comer algo sin pretensiones, sabes a donde debes ir y créeme que saldrás contento y satisfecho.  Lo que no es aceptable es que el 90% de los restaurantes de esta ciudad estén vendiendo mentiras.  Si visitas un establecimiento mas de 3 veces por mes, lo mas probable es que una de las experiencias sea terrible o completamente diferente a la que te vendieron originalmente.  No traten de engañar al consumidor vendiendo un supuesto 9 o 10 en comida, si no son capaces de mantener la calidad de una canasta de pan.

Lo mas cómico (o triste) de esta historia, es que la gente le hace horas de fila a estos lugares, pagando precios exabruptos para comer mal.   

En fin, se que con este articulo nada va a cambiar, pero por lo menos me queda la conciencia un poco mas tranquila a la hora de recomendar un lugar.  Lamento mucho haberle quedado mal recomendando algún restaurante bueno que no fue capaz de mantener la calidad. 


Solo espero que los encargados de manejar el barco sean responsables, ojala y lean este articulo y revisen sus cocinas, equipos de trabajo, servicio y propuesta.  A la final es para su propio bien!
Pin It

lunes, 10 de febrero de 2014

EL "FRENCH DIP" ROAST BEEF SANDWICH


La disputa de su sabor y origen esta entre Dakota del Sur en los Estados Unidos e Inglaterra, después de mi visita a Cactus la semana pasada declaro que el mejor Roast Beef se come en Bogotá. Esta bien, a lo mejor son palabras mayores y un poco exageradas, pero debo admitir que quede gratamente sorprendido con el Mega Sándwich de Roast Beef que probé en este restaurante con mas de 36 años de tradición. 

Este lugar no es ningún secreto para los capitalinos, aunque me he conseguido a uno que otro que jamás lo ha visitado.  Llegue en búsqueda de una buena hamburguesa y salí soñando con volver a devorar el enorme sándwich de carne, queso y cebollas caramelizadas.

Cactus es uno de esos restaurantes “Casual Americano” donde el menú logra confundirte por su rico contenido, nada sofisticado, por lo contrario una carta bastante parecida a la de cualquier “Cheesecake Factory”.  Al menos que quieras salir un poco decepcionado, recuerda estas palabras mágicas: ENFOCATE A LO QUE VAS!

EL objetivo es el SANDWICH DE ROASTBEEF al mejor estilo FRENCH DIP.  Esta técnica de preparación consiste en reservar el jugo que suelta la carne al ser cocinada (Au Jus) y hacer de este un consomé.  El glorioso liquido es el acompañante del sándwich y la técnica de consumo es “Dipearlo” antes de cada bocado.  Como dato adicional para aquellos viajeros que vayan a visitar Miami próximamente, no dejen de probar el French Dip de Houston’s.

Uno de los detalles que me sorprendió de Cactus fue que por primera vez fui consultado por el termino que deseaba el Roast Beef.  No tengo idea si esto es una tradición en algunos países, pero en lo personal nunca me había sucedido, y como mal consumidor de carne que soy (3/4) me dio alegría saber que no iba a conseguir sangre en mi emparedado. 

La única queja o mejor dicho observación que puedo hacer es el pan.  Un sándwich tan especial como el que probé, sin duda alguna se merece algo mas delicado y especial, a lo mejor un buen brioche le daría un valor agregado.


P. D: Foto de archivo

Calle 96 No. 12-42
Pin It

martes, 4 de febrero de 2014

CACIO E PEPE



Y si, había prometido no escribir de este lugar por mariqueras personales, pero como dicen por ahí “El orgullo va al lado de el bolsillo” en mi caso “La buena comida tiene mayor peso que cualquier sentimiento”.  

El año pasado tuve la oportunidad de viajar a NY y visitar varios restaurantes de moda, entre ellos el gran “Maialino” de Danny Meyer y “Locanda Verde” de Andrew Carmellini.  Estos dos lugares fueron sin duda alguna los mas representativo de mi paseo, cocina italiana vanguardistas pero siempre inspirados por la tradición e ingredientes típicos de la cocina de la nona.  No habían pasado mas de un par de semanas en aterrizar en Bogotá cuando me encontré con uno de los dueños de Grupo Takami (propietarios de Cacio&Pepe) y me comento de la próxima apertura de su ultimo concepto.  Mientras hablábamos salió la conversación de las ultimas tendencias y los lugares que había visitado en mi viaje, y para mi sorpresa estos 2 eran gran parte de la inspiración de la nueva aventura italiana del grupo.

Hoy decidí visitar el sencillo pero hermoso local ubicado frente a la iglesia donde son velados los cuerpos mas importantes de la capital, y si aun no saben donde queda, es en toda la esquina de la Carrera 11 con 90.  Se nota que el local fue diseñado con extremo cuidado, y eso se siente cuando la sencillez abriga la calidez.  Nada esta sobre adornando el espacio, por lo contrario uno se siente muy cómodo, inclusive si te tocan las mesas pegadas a la 11.   El buen servicio se siente desde que se abren las puertas y las anfitrionas tratan de acomodarte sabiendo que no tienes reservación y están completamente copados!

La segunda impresión que fue la barra si es algo que trabajaría, los tragos no cumplieron con mis expectativas aunque pensándolo bien, quien carajo pide Gin&Tonic en un restaurante italiano. 

Después de una mediana espera llegamos a la mesa, una corta pero elaborada carta nos esperaba.  Por supuesto elegimos los únicos 2 platos de todo el menú que no habían, la razón es obvia, son los campeones como nos dijo el mesero.  Se trata de la Canilla de Cerdo y los Tagliatelles.

Un poco decepcionados por la noticia rehicimos nuestra mente y ordenamos las entradas: Albóndigas, Arancinis de auyama y Polenta con hongos.

Todos los que siguen este blog saben que soy adicto a las albóndigas, la buena noticia es que ninguna de la ciudad le llega ni cerca a estas, son grandes, suaves, jugosas y ridículamente buenas.  La próxima vez quiero unas de entrada, otras de Primi Piatti, Secundo y postre…..No hay forma de saciarte de ese sabor!

Los Arancinis están muy bien logrados al igual que los cuadritos de polenta, sabores directos y poco rebuscados. 

Como plato principal ordenamos un Risotto de hongos si no me equivoco con una yema de huevo fresco, el cual muy amablemente el mesero te rompe y mezcla en la mesa.  Por mas que estuvo rico no fue nada descrestante.  La tradicional milanesa de ternera acompañada de ensalada fresca fue otro de los platos que sorprendió.  Sensacional, suculenta y delicada seria mi forma de describirla.  La ensalada con la que viene acompañada es para los verdaderos amantes de las vinagretas cítricas, la cual va de la mano con la fritura de la carne.

A todas estas me imagino que todos se están preguntando lo mismo que yo me pregunté, y donde esta el Cacio y Pepe.  Como una buena pasta Aglio e Olio, esta preparación es todo un reto por su sencillez, es decir, el margen de error es muy pequeño.  Básicamente los ingredientes de la salsa es queso Pecorino y pimienta, mucha pimienta.  Fue una verdadera decepción no conseguir este plato en la carta como un plato principal y la estrella del lugar, pero por lo menos la ofrecen como acompañamiento de los fuertes, y debo decir que esta deliciosa.

Este Sábado vuelvo por la Porchetta, preparación que requiere de pedido especial con 3 días de anticipación y un mínimo de 6 hambrientos comensales. 

Ya les contare!


P.d: Excelente carta de vinos y precios muy justos.
Pin It

jueves, 5 de diciembre de 2013

EL GNOCCO FRITTO


Debo admitir que cuando mi compadre Sergio Martin me invito a comer uno de los platos típicos de su región “Reggio Emilia” no tenia ni idea lo que me esperaba.  Me pregunto si ya había probado el Gnocco Fritto, y por supuesto le conteste que si.  En realidad estaba esperando algo mas como unos gnocchi apanados, pero por lo contrario lo que llego a la mesa fue completamente distinto y sumamente delicioso.

Todo esto sucedió hace un mes aproximadamente, fueron muchas las pruebas de masas que hicimos sentados en su restaurante “La Divina Comedia” mientras a puertas cerradas y de forma secreta trabajaba en la remodelación de su nueva pizzería, ubicada en el mismo edificio a tan solo un par de locales mas al Oriente. 

La mejor forma que encuentro para describir lo que es un Gnocco Fritto, es imaginarse una masa muy parecida a la de un pastel, muy finita y frita.  Debido a lo delgado que es, una vez se lleva a la freidora, esta se infla y queda un cuadrado abombado lleno de aire por dentro.  Suele acompañarse con carnes curadas como prosciutto, salami, copa, etc.  Otros acompañantes son una Stracciatella, ragú de salsiccia y vegetales grillados. 

La forma de comerlos es con las manos y con mucho Lambrusco.  Puedes elegir entre media porción que trae 4 Gnoccos o una entera de 8.  Algunos prefieren abrir la masa y rellenarla con la salsa y carne de su preferencia, a mi me gusta mas untar el Gnocco, colocar la carne encima y simplemente doblarlo como un slice de pizza.  Cualquiera que sea la forma que elijas, no te arrepentirás de ordenar este plato, no solo es delicioso, si no también divertido e ideal para beber mucho vino, sobre todo Lambrusco.

El horno de leña es otro de los atractivos de esta nueva pizzería, de el salen deliciosas pizzas delgadas y crujientes.  En total hay unas 12 referencias, por los momentos las que mas me han gustado es la Montebianco y la Otrolana.  Mozzarella, Stracciatella, aceite de trufa y parmesano es la base de la Montebianco, si te gustan las pizzas sin salsas esta es la tuya.  La Ortolana trae Mozzarella, salsa de tomate, vegetales grillados y queso ricota, es una buena opción para los que aprecian mas los sabores especiados y juegos de textura.

No dejes de visitar la nueva Pizzería de La Divina Comedia, de seguro te encantara.  Y si te gusta tomar cerveza como a mi, tienen un pico de Club Colombia de donde sirven deliciosas cañitas heladas a 3.500 pesos.

Calle 71 No. 5-75 Local 104


Pin It

miércoles, 16 de octubre de 2013

BUNS, BUNS, BUNS


Este no es el primer plato que DLK trata de copiar de los mejores restaurantes de Nueva York.  Recuerdo la penúltima vez que estuve visitando la gran manzana, el plato ganador fueron los pepinillos apanados y fritos de una hamburguesería en Brooklyn llamada “DuMont Burger” fue el bocado que hizo valer el viaje.  Me pareció novedoso, fuera de contexto y sobre todo delicioso.  No habían pasado 2 semanas de estar de regreso en Bogotá, y en una visita al restaurante CASA encontré a estos encurtidos fritos entre las líneas de su carta.  El resultado y la ejecución fue bastante pobre, no cumplía para nada con mis expectativas luego de haber probado el plato original.

Hace un par de meses regrese a “La Isla” en búsqueda de nuevos conceptos.  Poco fue lo que me llamo la atención, en realidad me reforzó la idea que lo que se esta haciendo en Colombia se esta logrando con éxito.  Entre los lugares que visite durante mi estadía a NY hubo uno que fue el ganador entre los mas de 15 restaurantes que conocí.  El elegido no es nada nuevo en la escena gastronómica new yorkina, por lo contrario tanto había escuchado de el que no tenia ganas de ir, pensando que este seria muy comercial. 

MOMOFUKU es su nombre, la obra maestra del Chef David Chang.  Cuatro restaurantes, todos ubicados en el East Village, a pocos metros de distancia uno del otro.

El Noodle Shop fue mi elegido, tenia una meta, probar los famosos Pork Belly Buns.  Estos panecillos cocinados al vapor y posteriormente rellenos de chicharrón, salsa Hoisin, cebollín y pepino son probablemente el bocado mas adictivo que jamás haya comido.  No existe forma física de saciarse de este sabor.  Uno tras otro, tras otro…….

El otro Bun que me impacto fue el de hongos Shitake, ¿cómo algo tan sencillo podía tener un sabor tan impactante?.  Servido con la misma salsa y acompañantes, lo que mas me gusto de este panecillo fue la textura crujiente de los hongos, algo que hasta el día de hoy no me explico como logran.

Toda esta historia es para contarles que el fin de semana estuve conociendo Agadón.  Aquel clásico restaurante de hamburguesas que no visitaba desde que fue vendido al grupo.  La carta me pareció bien estructurada y divertida.  El Mac and Cheese con trozos de hamburguesa que esta en el menú de niños fue el plato campeón, sin duda alguna el mejor M&C que hasta ahora he comido en Bogotá.  Lo único que le agregaría en mi próxima visita es un toque de aceite de trufa!

Los Buns “Are in the House” copiando a los de Momofuku.  Utilizando la misma mezcla de ingredientes, hacen su mejor esfuerzo para impresionar a aquellos paladares que no han tenido la fortuna de comer los originales.  A diferencia de los Fried Pickles que considero que nunca dieron en el clavo, los panecillos rellenos están bien logrados conservando la distancia.  El pan no es tan “Sticky” como debería ser y parece mas bien cocinado en horno.  El relleno de cerdo esta espectacular, buen sabor y textura, ideal para sentarse una tarde a ver un juego de futbol, tomar cerveza y reventarse a Buns.  El de Shitake tiene buen sabor  pero la genial textura de los hongos no es tan genial, estos son mas bien gordos y jugosos.


Conclusión, vale la pena ir a probar los Buns ya que aguantan!

P.d: Ponle Sriracha....Mucha Sriracha!

Cra 13 No. 85-75
Pin It